Protección especial para pisos

No todas las viviendas son iguales, ni todos los barrios… Cuando se habla de seguridad hay que tener claro que no se puede generalizar y aplicar el mismo rasero a todos los inmuebles independientemente de donde estén y de las características que tengan. Lo importante es personalizar un sistema de seguridad para que aporte la máxima protección según las necesidades de cada cliente.

Vigilar el vecindario

Hay barrios donde los robos en las viviendas son más frecuentes, y por eso hay que estar siempre alerta a lo que ocurre en el vecindario. Si alguien descubre que la zona donde vive está incrementando la tasa de robos, entonces no hay que dudarlo y hay que protegerse. Del mismo modo, si se vive en un barrio donde todos los vecinos tienen un sistema de alarma, entonces es hora de pensar en protegerse igualmente. En estos casos, no contar con un kit de alarma puede ser el punto de mira de los ladrones.

Robos en pisos

Los robos en pisos son frecuentes. Hay ocasiones en las que se leen noticias sobre pisos donde los cacos han robado en una mañana, en varias viviendas, especialmente en época de vacaciones. Por eso es importante contar con un kit de alarma para el piso como el que ofrece por ejemplo Verisure, y gracias al cual tiene Securitas Direct opiniones muy favorables.

Controlando la alarma

La alarma de Securitas Direct ofrece una aplicación para teléfonos móviles que permite controlar la alarma de forma muy sencilla, y desde cualquier lugar. Se llama MyVerisure y está disponible tanto para Android como iOS. De este modo si alguien se olvida de conectar la alarma podrá hacerlo desde esta aplicación, sin necesidad de tener que volver a su domicilio a conectarla. En de que no recuerde si se dejó la alarma encendida, se puede consultar su estado desde el teléfono móvil, y de ese modo no hay que regresar de las vacaciones a medio camino para comprobarlo.

Un botín no tan ostentoso

Los ladrones vigilan las zonas, los barrios y los hábitos de cada persona. No hace falta que exista un gran botín, muchas veces con algo de dinero en efectivo, algunas joyas y algún que otro aparato tecnológico les resulta suficiente como para arriesgarse a entrar en el inmueble y salir con la mercancía en pocos minutos. Por eso suelen elegir viviendas que no están protegidas, porque les resulta más sencillo cuando no hay rejas en las ventanas, las puertas no son de seguridad y por supuesto, mucho más fácil que robar en presencia de alarmas y cámaras de seguridad como las de la alarma Verisure.